Inicio > Experimentos > El día en que los viajeros en el tiempo dejaron plantado a Stephen Hawking

El día en que los viajeros en el tiempo dejaron plantado a Stephen Hawking

Stephen Hawking ha reflexionado mucho sobre la posibilidad de viajar en el tiempo y ha cambiado de parecer a lo largo de los años. Más allá de las distintas teorías al respecto que ha formulado, como la Conjetura de Protección de la Cronología (de la que ya hablaremos otro día), Stephen Hawking hizo un curioso experimento hace unos años para comprobar si algún día existirán los viajes en el tiempo (al pasado).

A Hawking se le ocurrió una divertida idea: organizar una fiesta para viajeros en el tiempo. La fiesta se celebró el 28 de junio de 2009 en la Universidad de Cambridge. Estaba todo preparado: una pancarta para dar la bienvenida a los viajeros, canapés para todos, champagne, globos… pero nadie acudió, sólo Hawking. Y es que no había invitado a nadie. La fecha y el lugar de la fiesta se dieron a conocer al día siguiente de la celebración. La idea era que, tras anunciarla el día 29, si un viajero en el tiempo quisiera acudir podría hacerlo sin problemas viajando al pasado para charlar con él entre canapé y canapé. Pero la fiesta fue un fracaso, Hawking se quedó sólo, nadie viajó al pasado para ir a su fiesta.

Eso llevó a la conclusión de que los viajes al pasado no existen. Se trata de una versión particular de la Paradoja de Fermi, que nos hace preguntarnos, que si hay vida extraterrestre inteligente y tecnológicamente avanzada, por qué no hemos tenido aún conocimiento de vida en otros planetas. En este caso, si algún día llegan a existir viajeros en el tiempo, ¿por qué ninguno viajó al pasado para asistir a la fiesta?

hawk2Lo cierto es que su experimento no pudo confirmar la existencia de viajeros en el tiempo. Pero sólo con esta pequeña prueba (sin demasiadas pretensiones por parte de Hawking) es precipitado sacar la conclusión de que no existen los viajes en el tiempo, claro. Podríamos pensar, simplemente, que ningún viajero en el tiempo se haya enterado (ni se enterará) de que la fiesta tuvo lugar… o que estos viajeros no quisieron asistir por una u otra razón.

Obviamente, cuando Hawking dio a conocer la fiesta, él ya sabía que nadie había asistido. Pero tenía que anunciarla de todos modos, porque sino lo hubiera hecho esa hubiera sido la razón del fracaso de su fiesta.  

Las conclusiones de este experimento no han ido más allá, era más un juego que un verdadero experimento. Pero no era un mal intento para descubrir a un viajero en el tiempo. En el fondo, a Hawking le hubiera gustado equivocarse en sus teorías y que alguien hubiera entrado por la puerta aquel día de verano.

O quizá si acudieron a la fiesta y Hawking se lo calló…

Anuncios
Categorías:Experimentos Etiquetas:
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 10 abril 2016 en 5:52

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: